Más

 

     Solo hay que agudizar la imaginación para ver el gran potencial que tienen los materiales desechados. Con simples adaptaciones pueden convertirse en una zona de descanso felina redonda.

 

     Todo lo necesario está al alcance de nuestra mano. Este rascador es un excelente ejemplo. No ha hecho falta comprar nada para restaurarlo y alargar su vida útil amenizando los juegos de felinos traviesos.

 

 

     O este cubo de basura adaptado como tolva de pienso para los felinos, que no da problemas por el tamaño del grano de pienso gracias a unas sencillas adaptaciones y todo realizado con materiales 100% reutilizados.

 

     Hasta un congelador horizontal puede adaptarse para que proteja y dignifique una colonia aislándola de las inclemencias del tiempo gracias a su diseño.

 

 

 

     Los neumáticos son especialmente valiosos porque tienen una larga vida (hasta 1000 años), aislan y se adaptan. Aquí una muestra como litera felina dentro de un CatHotel y como separaciones entre ellos pancartas electorales que una vez pasada la cita electoral pasan a ser un desecho sin salida.